Pautas para afrontar un proceso de negociación colectiva en la empresa

El diálogo entre las partes es esencial para acudir a la conciliación laboral

COMPARTIR

Según la Real Academia Española se entiende por negociación colectiva “negociación que llevan a cabo los sindicatos de trabajadores y los empresarios para la determinación de las condiciones de trabajo y que, normalmente, desemboca en un convenio colectivo”.

Este derecho viene reconocido en el artículo 37.1 de la Constitución Española.

A la hora de hablar de la negociación colectiva tendremos que distinguir entre los distintos pactos colectivos. Por un lado, nos encontramos con los convenios colectivos, que son pactos de contenido amplio y, por otro, los acuerdos colectivos, con un contenido más reducido.
En la práctica son más abundantes las negociaciones de los convenios colectivos.
Mediante estos, y en su ámbito correspondiente, los trabajadores y empresarios regulan las condiciones de trabajo y de productividad; igualmente podrán regular la paz laboral a través de las obligaciones que se pacten.
Habitualmente concurren problemas en la comunicación entre el empresario y el trabajador, debido a diferencias culturales y socio-económicas, llegando a someterse en diversas ocasiones a “idiomas diferentes” y percibiendo a la otra parte incluso como un enemigo.
En este contexto, la negociación se debe entender como un proceso, una secuencia de actos que pasa obligatoriamente por distintas fases. Por todo ello, a continuación se enumeran una seria de pautas para afrontar y lograr un proceso de negociación exitoso:

1-Fase previa

La preparación y el estudio previo son los elementos esenciales para una buena
negociación:

  • La anticipación a los hechos controvertidos: analizar los problemas 
       laborales recurrentes que han ocurrido. 
  • Recabar la mayor información posible sobre los asuntos a tratar.
  • Identificar las peticiones de la parte contraria y concretar y determinar 
    los objetivos que se desean alcanzar. 
  •  Fijar las diversas ofertas o concesiones que se podrán realizar, teniendo 
     claro los aspectos innegociables. 
  • Analizar posibles convenios antiguos acerca de este tema.
  • Ponerse en contacto con la Autoridad Laboral correspondiente.

2-Fase de negociación

Habrá que comenzar la negociación con una correcta planificación tanto desde
un punto de vista económico como funcional, desarrollando una estrategia
previamente fijada. Asimismo se deberán estudiar las expectativas reales de la
parte contraria:

  • La iniciativa para promover la negociación corresponde a cualquiera de 
    las partes legitimadas.
  • El deber de negociar de las partes. Si bien en ningún caso, este deber 
    significa obligación de llegar a un acuerdo. 
  • Constitución y composición de la comisión negociadora: se deberá dar 
    opción a participar en ella a todos los representantes y sindicatos que 
    tengan derecho a ello. Es aconsejable que no se forme una mesa de 
    representante de la empresa únicamente de personal del área financiera 
    o de recursos humanos. 
  • El deber de negociar de buena fe: habrá que guiarse por el pactado 
    “Código de buena conducta negocial. Se debe determinar un protocolo 
    de negociación para agilizar y dar seguridad al proceso incluyendo 
    medidas como un calendario de reuniones, formalización de las 
    convocatorias, etc.  

La Ley establece que el contenido de las negociaciones deberá adoptar
necesariamente la forma escrita so pena de nulidad, debiendo ser firmado por
las partes negociadoras en la comisión.

3-Fase post-negociación

Una vez finalizada la negociación habrá que atender a los trámites administrativos posteriores al acuerdo, consistentes en presentar el convenio a las autoridades competentes para que puedan revisarlo y dar publicidad al mismo.

No podemos olvidar que es imprescindible hacer un seguimiento de las condiciones acordadas de cara tanto al cumplimiento del mismo como para evitar posibles conflictos o inquietudes en el futuro.

En conclusión, el inicio y el desarrollo de un proceso de negociación colectiva constituyen la expresión del acuerdo libremente adoptado por los representantes de los trabajadores y los empresarios en virtud de su autonomía colectiva. Se trata de una vía óptima para procurar y perseguir una buena relación laboral y con ello la exitosa situación empresarial.

Cristina Ruiz Carballo

A menudo, concurren problemas en la comunicación entre empresario y el trabajador
  • En cada caso diseñamos un plan de acción a medida. Cada situación es diferente.
  • Nos involucramos de principio a fin. No hay excusas.
  • Somos cuidadosos con nuestros honorarios y sin sorpresas. Las cuentas claras.
  • Hechos y valores. Eso es lo que nos caracteriza.

Teléfono 944 23 37 00   hola@firmafgm.com

Tags

Derecho laboral · Negociación colectiva · Bilbao · Madrid · Contratos de trabajo

Despido · Ere · Huelga · Bajas · Incapacidades · Seguridad social · Despacho de abogados

Bufete de abogados laboralistas · Madrid · Bilbao